ūüö® 51 femicidios en lo que va del 2022 ūüö®

Femicidios
Inicio:01/01/2022Fin:28/02/2022Ley:.

Desde ‚ÄúAhora Que S√≠ Nos Ven‚ÄĚ damos a conocer las cifras de femicidios en Argentina entre el 1 de enero y el 28 de febrero de 2022, elaboradas a partir del an√°lisis de medios gr√°ficos y digitales de todo el pa√≠s llevado adelante por nuestro observatorio de violencias de g√©nero.

Algunos datos destacados:

‚ÄĘ 1 femicidio cada 28 horas en lo que va de 2022

‚ÄĘ 33 intentos de femicidio y 4 intentos de femicidios vinculados en lo que va de 2022

‚ÄĘ 2 Transfemicidios/travesticidios

‚ÄĘ El 59% de los femicidios fue cometido por las parejas y ex parejas de las v√≠ctimas

‚ÄĘ El 55% de los femicidios ocurri√≥ en la vivienda de la v√≠ctima

‚ÄĘ 2 de los femicidas pertenecen a la polic√≠a

‚ÄĘ 6 v√≠ctimas hab√≠an realizado al menos una denuncia y 4 ten√≠an medidas de protecci√≥n

‚ÄĘ Al menos 43 ni√Īes perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en lo que va de 2022

Desde ‚ÄúAhora que s√≠ nos ven‚ÄĚ alertamos que la violencia machista no frena. Nuestra vida corre peligro todos los d√≠as cuando ocurre 1 femicidio cada 28 horas en nuestro pa√≠s. En los dos meses que llevamos del 2022 registramos 51 casos de femicidios y 33 intentos de femicidios, cifras que dan cuenta de la violencia a la que estamos expuestas. No estamos seguras en nuestro propio hogar cuando m√°s de la mitad de los femicidios de este a√Īo ocurrieron en la vivienda de las v√≠ctimas.

Como decimos siempre, este es un factor clave a tener en cuenta para la prevención de la violencia de género: si los femicidios ocurren en casa, es importante implementar medidas y herramientas que contribuyan a detectar situaciones de riesgo y verdaderas oportunidades para que las mujeres que conviven con el agresor cuenten con las posibilidades materiales para poder apartar al agresor de la vivienda, o en su caso contar con políticas de acceso a la vivienda con perspectiva de género para que las mujeres en situación de violencia puedan tener una autonomía económica que les permita dejar el hogar en el que su vida corre peligro.

No estamos seguras en casa, y tampoco en la calle. Hasta el momento registramos 15 femicidios en la v√≠a p√ļblica que dan cuenta de que la mirada de la comunidad y la posibilidad de exposici√≥n no son un impedimento para que los femicidas act√ļen. El Estado debe garantizar nuestra seguridad y construir dispositivos que protejan nuestras vidas y tambi√©n que otorguen contenci√≥n y atenci√≥n integral a las mujeres que se encuentran en situaci√≥n de violencia de g√©nero, lo que es fundamental para que no se sientan solas.

El femicida es conocido

Respecto del v√≠nculo de la v√≠ctima con el agresor, en el 86% de los femicidios el femicida pertenec√≠a al c√≠rculo √≠ntimo de la v√≠ctima. Seguimos observando con preocupaci√≥n que en el 59% de los casos el femicida era la pareja o ex pareja de la v√≠ctima. Esto deja en evidencia la necesidad de transformar los v√≠nculos sexo- afectivos que hist√≥ricamente se basaron en la asimetr√≠a de poder. Es urgente que se implemente la Educaci√≥n Sexual Integral, para que ni√Īxs y adolescentes construyan relaciones m√°s igualitarias, pero tambi√©n es necesario que desde la industria cultural se representen imaginarios del sexo y el amor donde la base sea el respeto, el consentimiento y la libertad.

Justicia

En lo que va de 2022 el 20% de las víctimas de femicidio había realizado al menos una denuncia o contaba con alguna medida de protección. Es terrible que esto suceda, que a pesar de haber recurrido a la Justicia estas mujeres hayan sido asesinadas. Frente a este contexto luchamos y exigimos una reforma judicial transfeminista, que destine mayor presupuesto para protegernos, que tome decisiones que sean adecuadas para cada situación particular con una mirada interseccional y transversal, que acerque los derechos al barrio y las comunidades, y que escuche a las víctimas. En este sentido la Justicia sigue teniendo una deuda enorme con la sociedad, pero especialmente con las mujeres y LTBIQ+.

Transfemicidios

En estos dos meses del a√Īo registramos 2 transfemicidios, y volvemos a recordar que esta cifra est√° subrepresentada, porque para nuestra fuente, los medios de comunicaci√≥n, los transfemicidios no son noticia. Esta es una batalla cultural que seguimos dando. Como sociedad debemos dejar de invisibilizar los casos de LGBTI odio y dejar de naturalizar las desigualdades que vive este colectivo d√≠a a d√≠a. Esas desigualdades econ√≥micas y laborales exponen a√ļn m√°s a las personas travestis y trans a situaciones de violencia que tienen como consecuencia una expectativa de vida entre 35 y 40 a√Īos. Un ejemplo de ello es la desaparici√≥n de Tehuel de la Torre, quien el 11 de marzo fue a una entrevista laboral y desde all√≠ no sabemos m√°s de √©l. A casi un a√Īo de su desaparici√≥n exigimos que su b√ļsqueda no cese y su aparici√≥n con vida YA.

‚ĚĆ BASTA DE VIOLENCIA MACHISTA

✊ Vivas, libres, con autonomía económica y sin miedo nos queremos