ūüö® 79 FEMICIDIOS EN 2022

Femicidios
Inicio:01/01/2022Fin:31/03/2022

ūüďĘ Desde ‚ÄúAhora Que S√≠ Nos Ven‚ÄĚ damos a conocer las cifras de femicidios en Argentina entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2022, elaboradas a partir del an√°lisis de medios gr√°ficos y digitales de todo el pa√≠s llevado adelante por nuestro observatorio de violencias de g√©nero.

ūüďĆAlgunos datos destacados:

  • 1 femicidio cada 27 horas en lo que va de 2022

  • 53 intentos de femicidio en lo que va de 2022

  • 3 Transfemicidios/travesticidios

  • El 63% de los femicidios fue cometido por las parejas y ex parejas de las v√≠ctimas

  • El 65% de los femicidios ocurri√≥ en la vivienda de la v√≠ctima

  • 4 femicidas polic√≠as y 1 militar

  • 23 femicidas se dieron a la fuga y 19 se suicidaron

  • 11 v√≠ctimas hab√≠an realizado al menos una denuncia y 4 ten√≠an medidas de protecci√≥n

  • Al menos 67 ni√Īes perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en lo que va de 2022

Los indicadores que compartimos en este nuevo informe nos muestran nuevamente lo que venimos denunciando incansablemente desde hace a√Īos: cada d√≠a las vidas de las mujeres y LGBTIQ+ est√°n en peligro, cada 27 horas nos encontramos con la noticia de otro femicidio. Esto nos demuestra que la violencia machista que tanto nos afecta a la vida de las mujeres sigue siendo un problema que pareciera no tener respuestas. Los femicidios siguen siendo una urgencia, y el Estado nos debe proteger YA.

¬ŅQui√©n asesina a las mujeres por ser mujeres?

En lo que va de 2022 el 63% de los femicidios ocurri√≥ en la vivienda de las v√≠ctimas, hogar que en muchos casos comparten con los agresores, y el 65% de los femicidios fueron cometidos por la pareja o expareja de la v√≠ctima. Estas cifras nos muestran que el lugar m√°s inseguro para las mujeres no es una calle habitada por desconocidos, sino que es nuestro propio hogar en donde habita quien alguna vez dijo amarla. Las cifras muestran que en 8 de cada 10 casos los femicidas pertenecen al c√≠rculo √≠ntimo de las v√≠ctimas, es decir que quienes matan a las mujeres tuvieron con ellas alg√ļn tipo de relaci√≥n afectiva. Por esto es fundamental y urgente que el Estado intervenga, que est√© cerca de las mujeres y que lleve adelante iniciativas que promuevan la autonom√≠a econ√≥mica de las mujeres y LGBTI+ para garantizarles el acceso a educaci√≥n, a un empleo formal, y a una vivienda propia en donde su vida est√© a salvo.

¬ŅQui√©n nos cuida?

Notamos con preocupaci√≥n el accionar de las fuerzas de seguridad que ejerce violencia contra las mujeres utilizando sus armas reglamentarias: en lo que va del a√Īo 4 de los femicidas fueron polic√≠as y 1 militar. En relaci√≥n con este dato, en los √ļltimos d√≠as conocimos dos casos de femicidios en la provincia de La Pampa: en la ciudad de Santa Rosa un integrante de la Polic√≠a Federal asesin√≥ a su pareja con el arma 9 mil√≠metros, prendiendo fuego su casa y suicid√°ndose. Horas despu√©s, tambi√©n en Santa Rosa, un efectivo del Ej√©rcito Argentino us√≥ su fusil FAL para asesinar a su pareja con quien conviv√≠a y luego tambi√©n quitarse la vida. En ambos casos los femicidas no pueden ser juzgados y condenados, quit√°ndole de esta manera tambi√©n a los familiares de las v√≠ctimas la posibilidad de obtener justicia, profundizando a√ļn m√°s su dolor. En ambos casos tambi√©n, familiares y allegados a las v√≠ctimas han hecho menci√≥n de situaciones de violencia previas que las mujeres no han denunciado, lo que nos hace pensar en la dificultad que tienen estas mujeres de pedir ayuda y acercarse a realizar una denuncia contra una persona que puede llegar a tener toda una instituci√≥n detr√°s que los proteja. Estos hechos no son casos aislados, sino otros de los tantos en los que la violencia machista se ejerce en el marco de un poder institucional. La jerarqu√≠a y el arma que porta un polic√≠a son utilizadas para vulnerar y abusar de las mujeres. No podemos permitir que la violencia machista e institucional quede impune. Es urgente que se ponga en marcha una transformaci√≥n de las fuerzas de seguridad y armadas de nuestro pa√≠s, dejando atr√°s sus formas autoritarias y patriarcales y realmente adopten transversalmente una perspectiva de g√©nero y de derechos humanos que garantice nuestra protecci√≥n y libertad.

Justicia ineficiente y patriarcal

De las 79 víctimas de femicidios ocurridos en 2022, 11 habían realizado al menos una denuncia y 4 tenían medidas de protección. Es decir que sólo el 14% pudo acceder al sistema de justicia y sólo el 5% logró una respuesta de la misma (medida de protección), sin embargo las asesinaron. Por omisión, inacción, negligencia o simple machismo lxs actores judiciales no asistieron y contuvieron de forma efectiva a las víctimas. Es urgente que la Justicia históricamente patriarcal revea y transforme sus prácticas dentro y fuera de los juzgados y fiscalías para no ser cómplices de los femicidios y no dar un mensaje de desprotección y desconfianza para quienes estén viviendo situaciones de violencia. De esta manera es que seguimos exigiendo una reforma judicial transfeminista, con mujeres y LGBTI+ feministas en los puestos de decisión y una real incorporación de la perspectiva de género. Exigimos la implementación de la Ley Micaela en todos los ámbitos de la justicia ¡YA!

Las vidas trans importan

Del 1 de enero al 31 de marzo de este a√Īo registramos al menos 3 transfemicidios. Esta cifra est√° subrrepresentada, ya que nuestra fuente, los medios de comunicaci√≥n, no valora como noticia los cr√≠menes contra el colectivo travesti trans. Necesitamos que el Estado, as√≠ como la sociedad y los medios de comunicaci√≥n realmente consideren que las vidas trans importan, que se las incluya en las pol√≠ticas p√ļblicas, en los empleos, en la cultura, en la educaci√≥n, en los relatos y los imaginarios. En el d√≠a internacional de la visibilizaci√≥n trans y a m√°s de un a√Īo de la desaparici√≥n de Tehuel de la Torre todxs debemos alzar la voz, exigir su aparici√≥n y luchar por una sociedad m√°s justa y libre de violencias para todes. La visibilidad ES VIDA porque lo que no se nombra, lo que no se ve, lo que se oculta, se niega y a la poblaci√≥n travesti trans se la ha negado hist√≥ricamente como as√≠ tambi√©n se le ha negado el acceso real a los derechos m√°s fundamentales.En √©pocas donde existen legisladores/as que arremeten contra derechos ya consagrados para las personas travestis/trans es fundamental visibilizar tanto los derechos consagrados como todo lo que a√ļn falta.