44 FEMICIDIOS en 2023

Femicidios
Inicio:01/02/2023Fin:28/02/2023

Algunos datos destacados:

‚ÄĘ 44 femicidios en lo que va de 2023

‚ÄĘ 70 intentos de femicidio en el mismo periodo

‚ÄĘ 1 Transfemicidio publicado en los medios de comunicaci√≥n

‚ÄĘ El 64% de los femicidios fue cometido por las parejas y ex parejas de las v√≠ctimas

‚ÄĘ El 68% de los femicidios ocurri√≥ en la vivienda de la v√≠ctima

‚ÄĘ 7 v√≠ctimas hab√≠an realizado al menos una denuncia y 4 ten√≠an medidas de protecci√≥n

‚ÄĘ Al menos 24 ni√Īxs perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista

De acuerdo al registro realizado por nuestro Observatorio, del 1 de enero al 28 de febrero de 2023 se registraron 44 femicidios, 41 femicidios íntimos de mujeres y 3 femicidios vinculados. Además, desde Ahora que sí nos ven advertimos por aquellos casos en que no terminaron con la muerte de la víctima. En lo que va de 2023 hubo 61 intentos de femicidios y 9 intentos de femicidios vinculados. Necesitamos reflejar estas cifras porque ayudan a tomar una real magnitud de la violencia machista, la cual no surge de un momento al otro. En muchos de los casos que registramos desde 2015 observamos que el agresor reincide y en algunos casos convierte ese hecho en un femicidio.

¬ŅD√≥nde ocurren los femicidios?

De acuerdo al registro que realizamos en Ahora que s√≠ nos ven, el 68% de los femicidios ocurri√≥ en la vivienda de la v√≠ctima, que en muchas ocasiones comparte con el agresor. Esto refleja que las mujeres estamos m√°s expuestas a la violencia en nuestros hogares, lejos del mito que afirma que la calle es un territorio peligroso para nosotras. En muchos de los casos que relevamos en estos a√Īos hemos observado que las v√≠ctimas de violencia no pueden abandonar el hogar ya que no tienen recursos suficientes. Seg√ļn el INDEC la brecha de g√©nero de ingresos es el 27,7%, por eso resulta fundamental asegurar a las mujeres y LGBT oportunidades concretas de acceso al trabajo formal, la vivienda y la educaci√≥n.

¬ŅQui√©n es el femicida?

En lo que va de 2023 registramos que en el 64% de los casos el femicida era la pareja o ex pareja de la v√≠ctima. A su vez, el 87,7% de los casos fueron perpetrados por una persona del c√≠rculo √≠ntimo de la v√≠ctima, o sea, adem√°s de pareja o ex pareja, familiares (5%) y conocidos (14%). Como mencionamos, los femicidas no son locos o extra√Īos, compartimos espacios de estudio, trabajo, amistad o el hogar, cuentan con nuestra confianza y en la mayor√≠a de los casos son personas con quienes tenemos un v√≠nculo afectivo.

Justicia machista

De las 44 v√≠ctimas de femicidios, 7 hab√≠an realizado al menos una denuncia y 4 ten√≠an medidas de protecci√≥n. Es decir que s√≥lo el 16% pudo acceder al sistema de justicia y s√≥lo el 9% logr√≥ una respuesta de la misma (medida de protecci√≥n), sin embargo las asesinaron. Por omisi√≥n, inacci√≥n, negligencia o simple machismo lxs actores judiciales no asistieron y contuvieron de forma efectiva a las v√≠ctimas. Es urgente que la Justicia hist√≥ricamente patriarcal revea y transforme sus pr√°cticas dentro y fuera de los juzgados y fiscal√≠as para no ser c√≥mplices de los femicidios y no dar un mensaje de desprotecci√≥n y desconfianza para quienes est√©n viviendo situaciones de violencia. De esta manera es que seguimos exigiendo una reforma judicial transfeminista, con mujeres y LGBTI+ feministas en los puestos de decisi√≥n y una real incorporaci√≥n de la perspectiva de g√©nero. Exigimos que se implemente correctamente la Ley Micaela en las fuerzas de seguridad y en el Poder Judicial, nadie puede negarse a tomarte la denuncia, no hay excusa para eso. El Estado no puede seguir permitiendo que los funcionarixs p√Ļblicxs no se sometan a las leyes mientras contin√ļan violentando institucionalmente y vulnerando los derechos de mujeres, LGBT y ni√Īeces, como vimos en las √ļltimas semanas con Arco√≠ris y su mam√°. Como cada mes repetimos que fuerzas de seguridad y Justicia respetuosas de los derechos humanos son una deuda de la democracia.

8M: Un nuevo paro feminista

Un nuevo 8M nos encontrar√° reclamando por nuestros derechos en las calles. Queremos vivir libres, con autonom√≠a econ√≥mica, con igualdad de oportunidades y de acceso a nuestros derechos, y sin miedo a que nos violenten en la calle o en nuestros propios hogares. El trabajo de monitoreo de medios diario que hacemos desde 2015 nos permite construir datos que ayudan a dimensionar muchas desigualdades que sufrimos las mujeres, distintos tipos y modalidades de violencias cotidianas, incluso la forma m√°s extrema de violencia como son los femicidios. Desde que comenzamos con nuestro registro de femicidios, ya hace casi 8 a√Īos, no vemos ning√ļn cambio significativo en las cifras de mujeres asesinadas, ni en sus formas, ni en qui√©n las asesina, por lo que entendemos que desde los poderes del Estado faltan tomar medidas que sean efectivas con perspectiva interseccional que nos permita vivir como ya dijimos libres y sin miedo. Como sociedad hemos naturalizado encontrarnos cada d√≠a con la noticia de un femicidio m√°s. Cada 32 horas una mujer es asesinada en nuestro pa√≠s. La mayor√≠a de ellas fueron asesinadas por sus parejas o exparejas, y lo que es peor, que 1 de cada 5 v√≠ctimas hab√≠a pedido ayuda realizando la denuncia. Esto no puede seguir pasando. Necesitamos reformas contundentes en la justicia, en las pol√≠ticas p√ļblicas, en los medios de comunicaci√≥n, y en la educaci√≥n formal y no formal. Desde la ciudadan√≠a, es fundamental comprometerse para que las violencias no ocurra m√°s. No podemos esperar m√°s. ¬°Basta de naturalizar los femicidios!. VIVAS, LIBRES, CON AUTONOM√ćA ECON√ďMICA, Y SIN MIEDO NOS QUEREMOS.