ūüö® 298 FEMICIDIOS EN 2020

Femicidios
Inicio:01/01/2020Fin:31/12/2020

ūüď£Desde el Observatorio de las Violencias de G√©nero ‚ÄúAhora Que S√≠ Nos Ven‚ÄĚ damos a conocer las cifras de femicidios en Argentina entre el 1 de enero y el 30 de diciembre de 2020, elaboradas a partir del an√°lisis de medios gr√°ficos y digitales de todo el pa√≠s.

ūüďĆAlgunos datos destacados:

‚Ė™ÔłŹ 298 femicidios fueron cometidos del el 1 de enero al 30 de diciembre de 2020

‚Ė™ÔłŹ 1 femicidio cada 29 horas en 2020

‚Ė™ÔłŹ El 65,5% de los femicidios fue cometido por las parejas y ex parejas de las v√≠ctimas

‚Ė™ÔłŹEl 65,1% de los femicidios ocurri√≥ en la vivienda de la v√≠ctima

‚Ė™ÔłŹAl menos 256 ni√Īes perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en 2020

En 2020 la pandemia no fren√≥ los asesinatos por razones de g√©nero. Seg√ļn el an√°lisis de medios gr√°ficos y digitales, del 1 de enero al 30 de diciembre ocurrieron 298 femicidios, 25 femicidios en el mes de diciembre.

Los datos nos vuelven a confirmar que quienes dicen amarnos son quienes nos matan, ya que en el 64,5% de los casos el femicida fue la pareja o ex pareja de la v√≠ctima. Respecto del lugar donde ocurri√≥ el femicidio, en 2020 el 65% de los femicidios tuvo lugar en la vivienda de la v√≠ctima. Tal como venimos se√Īalando, el hogar no es un lugar seguro para las mujeres.

La justicia

Sabemos que el proceso para salir del c√≠rculo de la violencia es complejo y sin acompa√Īamiento de la justicia lo es a√ļn m√°s. En 2020, el Poder Judicial y las fuerzas de seguridad siguieron desprotegi√©ndonos: 2 de cada 10 v√≠ctimas hab√≠an realizado al menos una denuncia y s√≥lo 19 de las 298 ten√≠an medidas de protecci√≥n, y a√ļn as√≠ las asesinaron. Esto se da en un contexto en que el 13% de las v√≠ctimas estuvieron desaparecidas previamente y, como sucedi√≥ en distintos casos, no se le tom√≥ la denuncia a la familia e incluso se las culp√≥. No podemos seguir permitiendo que estas instituciones le den la espalda a mujeres, disidencias y familiares, que no tomen medidas que protejan efectivamente a las v√≠ctimas, o que cometan femicidios, como el de Florencia Magal√≠ Morales en San Luis o el de Florencia Romano en Mendoza. Por eso exigimos que en 2021 se contin√ļe con la capacitaci√≥n en perspectiva de g√©nero dispuesta por la Ley Micaela en estas instituciones patriarcales, as√≠ como su compromiso para transformar su accionar.

Violencia en Pandemia

Por otro lado, las consecuencias de la pandemia, como el aislamiento y la profundización de la crisis económica, han incrementado la exposición de las mujeres que viven situaciones de violencia. Desde que comenzó el ASPO, el 20 de marzo, hasta el 30 de diciembre ocurrieron 217 femicidios. La mayor exposición está dada porque en muchos casos las víctimas se encontraban aisladas en el hogar con su agresor: en el 82,4% de los femicidios el agresor pertenecía al círculo íntimo de la víctima, incluida la familia (11,5%). Es fundamental tener en cuenta que la pandemia afectó particularmente a las mujeres y disidencias por trabajar mayormente en condiciones de informalidad y precariedad, escenario que obstaculiza la autonomía económica para salir de un hogar signado por la violencia machista. A su vez, la cuarentena ha dejado en evidencia la desigual distribución de las tareas de cuidado y trabajo doméstico, enraizada en los estereotipos de género.

Nuevas masculinidades

Para erradicar la violencia machista también es necesario el compromiso de los varones para construir nuevas masculinidades y transformar estas relaciones asimétricas de poder que sostienen un sistema patriarcal que nos explota, empobrece y mata. Ser aliado es cuestionar y renunciar a la comodidad de los privilegios. Entendemos que los femicidios y los trans/travesticidios son la expresión más extrema de la violencia machista producida por una cadena de desigualdades de género. No queremos habitar más esta realidad, es momento de construir una nueva normalidad, con relaciones más igualitarias.