ūüö® 274 FEMICIDIOS EN 2023

Femicidios
Inicio:01/01/2023Fin:24/11/2023

ūüďĘ Desde ‚ÄúAhora Que S√≠ Nos Ven‚ÄĚ damos a conocer las cifras de femicidios en Argentina entre el 1 de enero y el 24 de noviembre de 2023, elaboradas a partir del an√°lisis de medios gr√°ficos y digitales de todo el pa√≠s llevado adelante por nuestro observatorio de violencias de g√©nero.

Algunos datos destacados:

‚ÄĘ 274 femicidios en 2023

‚ÄĘ 1 femicidio cada 29 horas en lo que va de 2023

‚ÄĘ 319 intentos de femicidio y 50 intentos de femicidios vinculados en 2023

‚ÄĘ 6 Transfemicidios/travesticidios

‚ÄĘ El 60% de los femicidios fue cometido por las parejas y ex parejas de las v√≠ctimas

‚ÄĘ El 58% de los femicidios ocurri√≥ en la vivienda de la v√≠ctima

‚ÄĘ 12 de los femicidas pertenecen a las fuerzas de seguridad

‚ÄĘ 56 v√≠ctimas hab√≠an realizado al menos una denuncia y 35 ten√≠an medidas de protecci√≥n

‚ÄĘ Al menos 229 ni√Īes perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en lo que va de 2023

A lo largo de nuestra historia como sociedad, ha sido necesario un extenso per√≠odo de activismo y esfuerzo organizado para trasladar las discusiones sobre la violencia de g√©nero del √°mbito privado y llevarlo a la esfera p√ļblica. Esto implica ocupar un lugar destacado en la agenda medi√°tica y pol√≠tica, con el objetivo de concientizar a todas las personas sobre esta problem√°tica estructural: las desigualdades de g√©nero que subyugan a mujeres y personas disidentes, afectando y limitando sus vidas, e incluso poni√©ndolas en riesgo cada 29 horas. En este contexto, desde "Ahora que s√≠ nos ven" y en medio de un panorama pol√≠tico y social que niega la existencia del patriarcado y minimiza la constante amenaza que enfrentan las mujeres, reafirmamos con determinaci√≥n nuestro compromiso de difundir informaci√≥n sobre los femicidios en nuestro pa√≠s.

Durante 2023 registramos 274 casos de femicidios y un total de 369 intentos de femicidios directos y vinculados, estos n√ļmeros dan cuenta de la expresi√≥n m√°s extrema de la violencia de g√©nero.

¬ŅQui√©n nos protege?

En lo que va de 2023, 56 v√≠ctimas de femicidio hab√≠an denunciado previamente a su femicida, y 35 contaban con medidas de protecci√≥n, sin embargo, las asesinaron. Mes a mes observamos c√≥mo la Justicia, y sus funcionarixs, desprotegen y violentan a las v√≠ctimas, ya sea por acci√≥n u omisi√≥n. Se√Īalaremos, hasta que jueces y juezas lo tengan presente, que cada vez que se hace p√ļblico que una v√≠ctima de femicidio hab√≠a realizado una denuncia o ten√≠a una medida de protecci√≥n, eso desalienta e infunde temor a otras v√≠ctimas. La Justicia disciplina con cada medida que toma. Es hora de que salden la deuda hist√≥rica que tienen con nosotrxs con una reforma judicial transfeminista, y que cumplan con la actual Ley Micaela vigente desde 2019.

Libertad para matar

Seg√ļn nuestros datos, quienes deben controlar el efectivo cumplimiento de las medidas de protecci√≥n, las fuerzas de seguridad, cuentan con femicidas en sus filas. De los 274 femicidios registrados en 2023, 9 fueron cometidos por un polic√≠a, 1 por un ex polic√≠a, 1 por un gendarme y 1 por un militar. Necesitamos fuerzas de seguridad con un enfoque de derechos humanos, en particular perspectiva de g√©nero y diversidad. Mientras que la derecha propone flexibilizar la tenencia de armas, en todos los casos en que los femicidas eran miembros de fuerzas el acto se cometi√≥ con un arma de fuego. Si analizamos las formas en que las mujeres fueron asesinadas en 2023, la proporci√≥n mayor corresponde a armas de fuego con un 27,4%, indicador que est√° aumentando en los √ļltimos meses. Con la posibilidad de que Patricia Bullrich vuelva a ser la Ministra de Seguridad, las probabilidades de libre portaci√≥n de armas pueden ser un hecho. Esto recrudecer√° los cr√≠menes violentos en nuestra sociedad, adem√°s de que ser√≠amos especialmente las mujeres quienes padecemos en nuestros propios cuerpos las consecuencias.

Nos matan en nuestras casas

Este a√Īo el 58% de los femicidios tuvieron lugar en el hogar de la v√≠ctima, que en algunos casos comparte con su femicida (pareja o familiar). Este es un dato que no puede dejarse de lado cuando se analiza y discute la situaci√≥n habitacional de las mujeres. Somos nosotras las que cobramos un 27% menos que los varones, las que dedicamos el doble de tiempo que los varones a las tareas de cuidado, las que accedemos mayormente a trabajos informales, las que no llegamos a los a√Īos de aportes jubilatorios y, por ende, tenemos m√°s obst√°culos para acceder a un alquiler regular, y ni pensar a una vivienda propia. Entonces, ¬Ņc√≥mo puede una v√≠ctima de violencia salir de esa situaci√≥n en estas condiciones de desigualdad? El nuevo gobierno a√ļn no asume y ya est√° mencionando medidas que dejar√≠an a muchas v√≠ctimas de violencia sin acceso a una vivienda digna. Si bien la Ley de Alquileres ya genera desigualdad, con la intenci√≥n de la posibilidad de la derogaci√≥n ocasionar√≠a a√ļn m√°s la inaccesibilidad de alquilar y/o de sostener el pago. Es por ello, que ahora m√°s que nunca les recordamos a nuestrxs legisladores nacionales que la salida a las violencias por razones de g√©nero se acompa√Īa principalmente con independencia econ√≥mica y habitacional que les permita vivir una vida libre y sin violencias lejos de los violentos .

El femicida es conocido

En 2023 registramos que en el 75.7% de los casos de femicidios el femicida pertenec√≠a al c√≠rculo √≠ntimo de la v√≠ctima, o sea que era conocido de ella y hasta ten√≠a un lazo afectivo y de confianza. Al mismo tiempo, en el 60% de los casos de femicidios el femicida era la pareja o ex pareja de la v√≠ctima. Esto refleja que es indispensable construir nuevas formas de vincularnos, en las que las mujeres dejemos de ser pensadas como propiedad de los varones, donde impere el respeto y la igualdad. A 17 a√Īos de la sanci√≥n de la Ley de Educaci√≥n Sexual Integral exigimos que se cumpla en todos los niveles educativos. Lejos de adoctrinar, como sostiene la derecha, la ESI busca identificar, prevenir y erradicar las violencias. Quien est√° en contra de la ESI apa√Īa las violencias y los abusos, ya que seg√ļn el Ministerio P√ļblico Tutelar (MPT) de la Ciudad de Buenos Aires, el 80% de los ni√Īxs v√≠ctimas de abuso sexual denunciaron a ra√≠z de las clases de ESI. Libertad es no ser abusadx.

Sin las trans y travestis no hay democracia

Si bien recuperamos la democracia en 1983, el colectivo LGBTI+ contin√ļa viendo vulnerados sus derechos. En lo que va de 2023 registramos al menos 6 transfemicidios y travestidicios, esta cifra surge de los casos difundidos por los medios de comunicaci√≥n y, como todav√≠a no son considerados noticiables por √©stos, se encuentra subrepresentada. Este mes, fue asesinada Diana Zoe L√≥pez Garc√≠a ella trabajaba en la Casa Rosada desde el a√Īo 2021 y hab√≠a entrado a trav√©s de la sanci√≥n de la Ley de Cupo Travesti Trans. Su transfemicida la apu√Īal√≥ y le quit√≥ la vida a Diana, quien estaba feliz de tener un trabajo registrado. Una vez m√°s, destacamos las pol√≠ticas p√ļblicas que est√°n destinadas a las minor√≠as en post de igualdad de derechos y oportunidades. En estos d√≠as estamos en alerta porque los derechos conquistados del colectivo LGBTI+ tenemos que defenderlos.

Día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres

En v√≠speras de un nuevo 25 de noviembre, fecha en la que internacionalmente nos unimos en un grito unificado contra las violencias hacia las mujeres, aqu√≠ estamos y seguimos reclamando: PAREN DE MATARNOS. Si bien los feminismos en los √ļltimos a√Īos hemos logrado avances en la escucha de nuestros reclamos e incluso en la conquista de derechos, seguimos denunciando que una mujer es asesinada cada 28 horas, y que las cifras de femicidios no bajan, lo que indica que ninguna de las pol√≠ticas p√ļblicas han sido efectivas. Nuestro panorama a√ļn es m√°s dif√≠cil enfrent√°ndonos a 4 a√Īos de un nuevo gobierno que niega las desigualdades de g√©nero, y niega las violencias de g√©nero. De hecho, el Ministerio de Mujeres, G√©neros y Diversidad ha recibido amenaza de bomba el d√≠a previo al ‚ÄúD√≠a Internacional por la Eliminaci√≥n de la Violencia hacia las Mujeres‚ÄĚ. Adem√°s, aprovechamos para repudiar el ataque y vandalizaci√≥n a la Direcci√≥n de Mujeres, G√©nero y Diversidad de Punta Indio, un hecho de violencia pol√≠tica e intolerancia que atenta contra las mujeres, contra la democracia. Estamos convencidas de que queda mucho por resolver en materia de violencias de g√©nero, pero tambi√©n estamos seguras que las soluciones vendr√°n con m√°s intervenci√≥n del Estado, con m√°s planificaci√≥n estrat√©gica a corto y largo plazo, y no recortando programas de atenci√≥n y cerrando Ministerios. Necesitamos un Estado presente.

Hoy 24 de noviembre a las 16hs nos encontraremos en la Plaza de los dos Congresos para exigir la eliminación de todo tipo de desigualdades, de todo tipo de violencias, para que nuestra vida ya no corra peligro por el sólo hecho de ser mujeres. ES URGENTE que las mujeres podamos vivir una vida libre de violencias.

¬°NI UN PASO ATR√ĀS!

VIVAS, LIBRES, SIN MIEDO Y CON AUTONOM√ćA ECON√ďMICA NOS QUEREMOS