ūüö®175 FEMICIDIOS EN 2023

Femicidios
Inicio:01/01/2023Fin:30/07/2023

Desde ‚ÄúAhora Que S√≠ Nos Ven‚ÄĚ damos a conocer las cifras de femicidios en Argentina entre el 1 de enero y el 30 de julio de 2023, elaboradas a partir del an√°lisis de medios gr√°ficos y digitales de todo el pa√≠s llevado adelante por nuestro observatorio de violencias de g√©nero.

Algunos datos destacados:

  • 1 femicidio cada 29 horas en lo que va de 2023
  • 206 intentos de femicidio y 28 intentos de femicidios vinculados en 2023
  • 4 Transfemicidios/travesticidios
  • El 59% de los femicidios fue cometido por las parejas y ex parejas de las v√≠ctimas
  • El 57% de los femicidios ocurri√≥ en la vivienda de la v√≠ctima
  • 9 de los femicidas pertenecen a las fuerzas de seguridad
  • 38 v√≠ctimas hab√≠an realizado al menos una denuncia y 25 ten√≠an medidas de protecci√≥n
  • Al menos 133 ni√Īes perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en lo que va de 2023

Desde ‚ÄúAhora que s√≠ nos ven‚ÄĚ alertamos que la violencia machista no frena. Nuestra vida corre peligro todos los d√≠as cuando ocurre 1 femicidio cada 29 horas en nuestro pa√≠s. En lo que llevamos del 2023 registramos 175 casos de femicidios y un total de 234 intentos de femicidios directos y vinculados, cifras que dan cuenta del peligro al que cada d√≠a estamos expuestas las mujeres y disidencias en manos de varones que parecieran recrudecer su violencia a√ļn m√°s cuando intentamos alejarnos o pedir ayuda.

El femicida es conocido

Respecto del v√≠nculo de la v√≠ctima con el agresor, en el 76% de los femicidios el femicida pertenec√≠a al c√≠rculo √≠ntimo de la v√≠ctima, es decir, que se tratan de hombres conocidos por la v√≠ctima, con los que se entiende que en alg√ļn momento los ha unido un v√≠nculo de confianza. El 59% de los femicidios ocurrieron en manos de la pareja o ex pareja de la v√≠ctima. Esto deja en evidencia la necesidad de transformar los v√≠nculos sexo- afectivos que hist√≥ricamente se basaron en la asimetr√≠a de poder. Es urgente que se implemente la Educaci√≥n Sexual Integral, para que ni√Īxs y adolescentes construyan relaciones m√°s igualitarias, pero tambi√©n es necesario que desde la industria cultural se representen imaginarios del sexo y el amor donde la base sea el respeto, el consentimiento y la libertad. No podemos seguir naturalizando conductas violentas con demostraciones de amor. No podemos seguir permitiendo que los hombres nos consideren de su propiedad, al punto de intentar quitarnos la vida si decidimos terminar con la relaci√≥n.

‚ÄúEsta noche no sal√≠s viva; si no sos m√≠a, tampoco vas a ser de nadie m√°s‚ÄĚ, le dijo a su ex pareja mientras conduc√≠a y la golpeaba, hasta que volante√≥ y salt√≥ del veh√≠culo dejando a la mujer en el interior mientras el auto se despistaba. Esto sucedi√≥ hace una semana en la ciudad de Ober√°, Misiones, y tambi√©n en el mes de marzo, en la ciudad de Neuqu√©n, otro femicida le dec√≠a estas mismas palabras a su exmujer mientras la intentaba degollar con una navaja: ‚ÄúSi no sos m√≠a, no sos de nadie‚ÄĚ.

Medidas de (des)protección

En lo que va de 2023, 38 v√≠ctimas de femicidio hab√≠an denunciado previamente a su agresor, y 25 contaban con medidas de protecci√≥n. Es muy lamentable saber que a pesar de haber recurrido a la Justicia estas mujeres han sido asesinadas. Es indignante saber que en muchos de estos casos los femicidas han violado perimetrales sin ning√ļn tipo de inconveniente, lo que deja en evidencia que las medidas de protecci√≥n son ineficientes. Esto es grav√≠simo para nuestras vidas, y tambi√©n dificulta las campa√Īas que desde las organizaciones de la sociedad civil hacemos para incentivar y acompa√Īar a mujeres en situaci√≥n de violencia a realizar las denuncias correspondientes. Necesitamos de manera urgente que estas medidas se revisen, se acompa√Īen con personal capacitado y con presupuesto, que redise√Īen y se ejecuten de manera eficiente. Necesitamos garantizar a las mujeres que denuncian que el Estado las puede ayudar, que les podr√° salvar la vida. Seguiremos luchando y exigiendo que las instituciones que reciben nuestras denuncias act√ļen con celeridad, con eficacia, y con perspectiva de g√©nero y de derechos. Exigimos una reforma judicial transfeminista, que escuche y proteja realmente a las mujeres y disidencias.

Fuerzas de seguridad

En lo que va del a√Īo hemos registrado 9 femicidios en los que el femicida pertenece a algunas de las fuerzas de seguridad. Es importante resaltar que cuando un agresor pertenece a alguna de estas fuerzas se incrementa el factor de riesgo de la mujer que est√° en situaci√≥n de violencia. En primer lugar, porque tiene el acceso f√°cil a su arma reglamentaria, y tambi√©n porque los femicidas que pertenecen a estas fuerzas tienen complicidades dentro de la instituci√≥n a la que pertenecen que hace que muchas veces las mujeres se sientan intimidadas a la hora de hacer una denuncia, porque pueden pensar que estos agresores ser√°n protegidos, e incluso que esto podr√≠a poner a√ļn m√°s su vida en riesgo. Desde Ahora Que S√≠ Nos Ven exigimos que ante alg√ļn caso de denuncia de un agresor de g√©nero que pertenezca a estas fuerzas, se los aparte. Adem√°s, y como venimos reclamando desde hace mucho tiempo, necesitamos que estas instituciones cumplan con la capacitaci√≥n en perspectiva de g√©nero e interseccionalidad, y tambi√©n de diversidad. No solamente en los agentes, sino tambi√©n como en los cargos jer√°rquicos. Necesitamos urgente una reforma de las fuerzas de seguridad, no solamente transfeministas, sino democr√°ticas y respetuosas de los derechos humanos. Sin un cambio de paradigma es muy dif√≠cil que puedan cambiar las pr√°cticas al interior y al exterior de las fuerzas.

Violencias contra las infancias

En lo que va del a√Īo 2023 al menos 133 ni√Īes perdieron a sus madres v√≠ctimas de femicidios, y en muchos de estos casos en manos de sus propios padres, incluso pudiendo haber sido testigos de las agresiones . Esta cifra demuestra la contundencia con la que esta problem√°tica afecta a las infancias, quienes est√°n expuestas a situaciones de violencia permanentes en su hogar, ya que sabemos que los femicidios son la expresi√≥n m√°xima de la violencia machista, la ‚Äúpunta del iceberg‚ÄĚ de una gran cantidad de violencias a las que las mujeres nos enfrentamos a diario, situaciones en las que los ni√Īos, ni√Īas y adolescentes se encuentran involucrades y de las que tambi√©n son v√≠ctimas.