ūüö®1717 a 6 a√Īos del primer Ni Una Menosūüö®

Informe Femicidios
Inicio:03/06/2015Fin:29/05/2021

Desde el Observatorio de las Violencias de G√©nero ‚ÄúAhora Que S√≠ Nos Ven‚ÄĚ damos a conocer las cifras de femicidios en Argentina entre el 3 de junio de 2015 y el 29 de mayo de 2021, elaboradas a partir del an√°lisis de medios gr√°ficos y digitales de todo el pa√≠s.

ūüďĆAlgunos datos destacados:

ūüĒļ1717 femicidios del 3/6/2015 al 29/5/2021 ūüĒļ1 femicidio cada 31 horas ūüĒļEl 64% de los femicidios fue cometido por parejas o ex parejas ūüĒļEl 64% de los femicidios ocurri√≥ en la vivienda de la v√≠ctima ūüĒļ290 de 1717 v√≠ctimas hab√≠an realizado al menos una denuncia ūüĒļ163 de 1717 v√≠ctimas ten√≠an medidas de protecci√≥n ūüĒļ1523 ni√Īes hu√©rfanes en estos 6 a√Īos

A 6 a√Īos del primer Ni Una Menos vemos con preocupaci√≥n que la violencia machista no cesa. Seg√ļn lo relevado de medios gr√°ficos y digitales de todo el pa√≠s hemos registrado 1717 v√≠ctimas de femicidios desde el 3 de junio de 2015 al 29 de mayo de 2021. Cada 31 horas una mujer es asesinada por el hecho de ser mujer. Tal como venimos se√Īalando en estos a√Īos, el lugar m√°s peligroso para las personas que viven violencia machista es su hogar. En estos 6 a√Īos el 64% de los femicidios fue cometido en la vivienda de la v√≠ctima, un porcentaje que se mantiene a√Īo a a√Īo. Al mismo tiempo, en cuanto al v√≠nculo de la v√≠ctima con el agresor se observa que desde el 3 de junio de 2015 el 64% de los femicidios fue cometido por la pareja o ex pareja de la v√≠ctima, y cerca del 90% de los femicidios fue perpetrado por un integrante del c√≠rculo √≠ntimo de la v√≠ctima (parejas, ex parejas, familiares y conocidos). Es importante analizar estos dos datos de forma conjunta, ya que nos ayudan a derrumbar la creencia hist√≥rica que afirma que las mujeres estamos m√°s expuestas a ser atacadas en la calle, a oscuras y por una persona, un "monstruo", alguien que desconocemos. Por el contrario, el espacio que el patriarcado nos impuso, el privado-el hogar, es donde m√°s violencia sufrimos, a manos de alguien que dice querernos, que no est√° loco, sino que lleva al extremo las desigualdades de g√©nero de esta cultura machista.

Respecto del acceso de las mujeres a la Justicia, en estos 6 a√Īos el an√°lisis realizado por el Observatorio arroj√≥ que 2 de cada 10 v√≠ctimas hab√≠an realizado al menos una denuncia previa a su femicidio y s√≥lo 1 de cada 10 v√≠ctimas ten√≠an una medida de protecci√≥n judicial. Esto deja expuesta la falla del Poder Judicial y las fuerzas de seguridad. Si una mujer denuncia violencia machista y luego es asesinada, ese acto habla de respuestas ineficaces por parte de lxs actores judiciales, y el no controlar el cumplimiento de las medidas de protecci√≥n es un acto de violencia que se suma a la violencia institucional que muchas veces ejerce la Polic√≠a. Exigimos una reforma judicial feminista y perspectiva de g√©nero para romper con las complicidades patriarcales en la Justicia y las fuerzas de seguridad.

Por √ļltimo, en este 2021 empezamos a relevar los casos de travesticidios y transfemicidios, registro que se dificulta porque nuestra fuente, los medios de comunicaci√≥n, no considera noticiable a los cr√≠menes de odio por g√©nero. En este 2021 hemos observado 4 transfemicidios, cifra que entendemos est√° subrepresentada.

Desde 2015 a esta parte, el movimiento feminista ha logrado que se empiece a hablar sobre la violencia f√≠sica y los femicidios, no como resultado de ‚Äúrelaciones pasionales‚ÄĚ sino como producto de relaciones asim√©tricas de poder, y tambi√©n pudimos poner en la agenda pol√≠tica y medi√°tica otros tipos de violencia m√°s imperceptibles (econ√≥mica, psicol√≥gica). En estos a√Īos con la fuerza de la marea de mujeres y disidencias hemos conquistado derechos, como el acceso a la interrupci√≥n voluntaria del embarazo, un paso m√°s hacia la soberan√≠a sobre nuestras cuerpas. Sin embargo, las cifras que hoy difundimos reflejan que la lucha contra la violencia machista todav√≠a no termin√≥ y que es necesario el compromiso de toda la sociedad, en especial de los tres poderes del Estado, principalmente el Poder Judicial, de los medios de comunicaci√≥n y los varones, porque la violencia machista no es solo un asunto de mujeres.